¿Qué hacer si me maltrataron?

Publicado el 16 de Abril de 2016.

Por Andrés Carvallo.



    Si te maltrataron en Rey de Reyes o te están maltratando, o si sabes de alguien que ha sido maltratado o lo están maltratando en Rey de Reyes es necesario que leas este artículo. En 1 Corintios 6 el apóstol Pablo enseña a no litigar ante los incrédulos. Esto está bien, es bíblico y así debería ser, pero ¿Qué sucede cuando los cristianos permiten el mal y no defienden al más débil? ¿Qué sucede cuando los cristianos lastiman a los cristianos? ¿Qué sucede cuando entre hermanos se hacen daño y ningún cristiano detiene el mal dentro de la iglesia? Esta situación no es nueva, le pasó a Jesús:

“Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira; y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle” 

Lucas 4:28-29

     Los hermanos de la iglesia (sinagoga) en la que se congregaba Jesús quisieron despeñarlo, quisieron arrojarlo a un precipicio y nadie de los hermanos se opuso para evitarle ese daño a Jesús. Vemos un caso de típica maldad en una congregación en la cual se hace daño y nadie se opone al mal. Cuando no se encuentra ayuda ni justicia dentro del pueblo de Dios, la ayuda tiene que venir de alguna parte, porque las víctimas, los maltratados, claman a Dios y Dios tiene que responder de alguna forma. Vemos el caso del Profeta Jeremías. Sus propios hermanos lo encarcelaron, lo maltrataron, le hicieron todo tipo de daños. Jeremías se la pasó clamando a Dios, y a ¿quién envió Dios para salvarlo? A Nabucodonosor, rey de Babilonia, un hombre que no pertenecía al pueblo cristiano. Cuando la ayuda no viene del pueblo cristiano vendrá de los hombres que no pertenecen al pueblo de Dios. (Tienes que leer todo el libro de Jeremías y sabrás la historia completa) En Isaías 45 Dios le encomienda una tarea a Ciro, un rey de Persia. Ciro no era hebreo ni pertenecía al pueblo de Dios, pero sin embargo Dios le encomienda una tarea. Cuando Elías huyó le traían pan y carne los cuervos, pero ningún hermano en Cristo le llevó comida. La ayuda de Dios vino de otra parte, pero no vino del pueblo de Dios. (1 Reyes 17) El pueblo de Dios tuvo que acudir a los hombres no cristianos para el mantenimiento de sus herramientas (situación que se dio por culpa del Rey Saúl, un mal y pésimo líder cristiano) La ayuda no vino del pueblo de Dios, vino de otra parte.

“Y en toda la tierra de Israel no se hallaba herrero; porque los filisteos habían dicho: Para que los hebreos no hagan espada o lanza. Por lo cual todos los de Israel tenían que descender a los filisteos para afilar cada uno la reja de su arado, su azadón, su hacha o su hoz. Y el precio era un pim por las rejas de arado y por los azadones, y la tercera parte de un siclo por afilar las hachas y por componer las aguijadas” 

1 Samuel 13:19-21

Entendemos entonces que la regla, la buena y agradable voluntad de Dios, es que no vayamos a litigar ante los incrédulos, pero cuando los líderes del pueblo de Dios hacen las cosas mal y hacen maldad, es Bíblico y Dios permite que vayamos ante los incrédulos, pues ellos serán los instrumentos que usará Dios para ayudarnos. Ante los maltratos de Rey de Reyes ningún cristiano hizo nada ni salió a defender a los maltratados. Ningún Pastor de Córdoba salió a defender a las ovejitas del Señor, a los pequeñitos de Jesús. Los maltratos en rey de Reyes continúan hasta hoy porque nadie hace nada, por lo que la ayuda y la solución no vendrá del pueblo de Dios sino del ámbito secular. Dios les dio mucho tiempo a los cristianos para que interviniesen contra la maldad de Rey de Reyes y ninguno hizo nada por lo que la ayuda de Dios vendrá de afuera. Los maltratos al pueblo de Dios en la iglesia Rey de Reyes llevan muchos años. Ya Nino y Norma maltrataban gente antes de ser Pastores de Rey de Reyes y les enseñan lo mismo a sus discípulos. Esta situación tiene que acabarse. Están los hombres y mujeres de Nino y Norma que maltratan, están los maltratados, los que se fueron por causa de los maltratos y están todos los que no hacen nada para que se terminen los maltratos. Los que hemos permitido los maltratos somos tan culpables como los que maltratan.

“¿Hasta cuándo juzgaréis injustamente, Y aceptaréis las personas de los impíos? Selah 3Defended al débil y al huérfano; Haced justicia al afligido y al menesteroso. 4 Librad al afligido y al necesitado; Libradlo de mano de los impíos. 5No saben, no entienden, Andan en tinieblas; Tiemblan todos los cimientos de la tierra.” 

Salmo 82:2-5

¿Qué puedo hacer ante éstos maltratos? Tienes que contar lo que viviste en rey de Reyes, o lo que sabes de Rey de Reyes a la “Dirección de asistencia a la víctima”. Son un grupo de personas que ayudan a los maltratados. Tienen el “Programa Provincial de Prevención yAsistencia a Las Víctimas de Grupos que usan técnicas de manipulación Psicológica” (Ley Provincial Nº9891) (DecretoN° 654. Reglamentación de la ley N°9891) Tienes que hablar con estas personas preparadas para ayudarte, no solamente para detener la maldad de Rey de Reyes, sino también para que vos que fuiste maltratado puedas recibir ayuda, salir adelante con tu vida y puedas ser sanado. Sé que tu vida es muy difícil y sé del daño que te hicieron. Todos necesitamos ayuda, y éste es el espacio que Dios preparó para ayudarnos. No desprecien la ayuda de Dios. Además, en este grupo, hay muchas personas que creen en el Señor, que te van a comprender y ayudar. Simplemente creerán lo que vos les digas. 

“Dirección de asistencia a la víctima” 
Dirección: Rivadavia 77, Ciudad de Córdoba (Centro) 
Teléfono: 0351-4341500 
Directora: Carolina.Monso@cba.gov.ar 
Mail: asistenciaalavictima@cba.gov.ar




Compártelo con todos tus amigos y con todos tus contactos:


Inicio
◄ Anterior Siguiente ►

*

boton